Editor: Mario Rabey

19 de abril de 2008

Por orden del juez, fue clausurada la Fábrica Recuperada IMPA

Fuente: ANRED


JUEVES 17 de abril de 2008
Clausuraron IMPA
La fábrica recuperada IMPA fue clausurada el martes a las 22 por orden judicial. La semana anterior, los trabajadores habían logrado impedir el desalojo de la metalúrgica. Presumen que el cierre tiene objetivos claros: "(La fábrica) tiene un valor inmobiliario muy grande para algunos de los que presionan. Ese es el interés más claro que hay".
Por ANRed - Sur

Pablo Piñeyro, trabajador de la fábrica IMPA, explica cuáles fueron las circunstancias que llevaron al desalojo y cuáles son los pasos a seguir para recuperarla nuevamente.

- ¿Cómo comienza el conflicto?

En este momento el problema se genera con dos acreedores que piden el pago de la deuda a partir de la quiebra. Nosotros ya hemos pagado 3 o 4 millones aproximadamente, y quedaron 1,5 o 2 millones. El juez del concurso Víctor Hugo Vitali nos comunicó la situación y el martes de la semana pasada, a las 19, hubo un intento de cierre de la fábrica, vino el síndico con el secretario del juzgado, pero en ese momento estábamos todos trabajando y pudimos impedirlo.

Entonces, fuimos al juzgado y nos dieron plazo hasta el viernes para que presentemos un acuerdo con estos dos acreedores. Le llevamos los dos acuerdos y la primera parte de la plata -19,5 mil pesos- que se había acordado. Estábamos tranquilos porque veníamos cumpliendo, aunque había algunas cuestiones administrativas donde algunos datos no estaban bien presentados.

- ¿Cómo se llegó al desalojo?

Anoche después de que terminó el último turno, entre las 21.30 y 22, apareció el juez, el síndico del concurso, el secretario del juzgado y el cuerpo de infantería de la policía federal. En ese momento había solo cuatro compañeros. Directamente vinieron a cerrar la fábrica argumentando que iban a comenzar un inventario pero no explicaron mucho.

Esta mañana (miércoles 16) fuimos al Juzgado Comercial Nº 4, estuvimos reunidos con el juez y nos dijo que iba a poner de su parte la mayor voluntad para garantizar la continuidad de la fábrica. Pero tenemos que sentarnos con el síndico para elaborar una propuesta, llevarla al juez y después él determinará si le convence o no.

Mientras tanto, la fábrica sigue clausurada y eso no lo podemos permitir porque vivimos al día, el esfuerzo que estamos haciendo para los pagos, para conseguir capital de trabajo cae sobre los hombros de todos los compañeros.

Un día de trabajo perdido nos significa muchos problemas en los cortes de energía eléctrica, no cobrar, no hacer. Estamos viviendo muy ajustados en función de que venimos pagando la deuda y que nos digan que presentemos una propuesta sin estar trabajando, es decirnos "no trabajen más". Porque el juzgado no nos va a conseguir un capital de trabajo para que podamos producir.

- ¿Qué capacidad productiva tiene la fábrica hoy?

Actualmente trabajamos en la fábrica cerca de 90 personas con una capacidad de producción del 40 por ciento. No hay problemas comerciales, el mercado nos compra. Tenemos pedidos muy superiores a lo que podemos hacer en función del capital de trabajo, porque está la capacidad, las máquinas y las horas hombre. Todavía tenemos bastantes problemas para organizarnos, pero es viable desde todo punto de vista.

No entendemos por qué razón el juez no hizo lo mismo sin cerrar la fábrica, más después de que nos dio el visto bueno. Alega que hay algunos detalles administrativos, entre ellos, que se tendría que haber hecho el depósito judicial en vez de dárselos a los acreedores, pero eso no lo aclaró el viernes. De cualquier forma los acreedores tienen la plata en la mano.

- ¿Y cómo se entiende?

Eso tendría que explicarlo él. Yo entiendo que hay una decisión política, los abogados dicen que hay un 50 por ciento a favor y 50 por ciento en contra. Por otro lado, es un bien apetecido, no digo que esto provoque el desalojo, pero tiene un valor inmobiliario muy grande para algunos de los que presionan. Ese es el interés más claro que hay.

- ¿Qué acciones estuvieron pensando a partir de ahora?

Quedarnos acá y mostrarle al juez que no vamos a abandonar la fábrica. En función de eso hay compañeros que nos ayudan. Otro tipo de acción está siendo elaborada porque mañana miércoles hay otra reunión con el juez para ver si podemos volver a trabajar porque se nos va a hacer muy duro cada día que pase con la fábrica cerrada.

Vamos a pedirle que levante la medida. Si el juez no levanta la medida veremos qué hacer, pero no nos vamos a resignar a entregar la fábrica.

Colectivo Devenir para ANRED


- Contacto:

4981-3610 / 4983- 5786

1 comentario:

taquetepariocarajo dijo...

Me parece aberrante que se sigan subsidiando a empresas que lo tienen todo para funcionar (por caso cito las empresas de transporte urbano) y a estas otras fábricas se las deje libradas a la suerte.
En fin, que la idiosincrasia de todos los gobiernos que me ha tocado padecer como argentino fue siempre la de "hagamos funcionar lo esencial, y los demás que se las arreglen solos". Es triste, porque tengo entendido que IMPA, además de ser un espacio de trabajo, brinda alternativas a gente que se dedica al arte. Hace poco, por ejemplo, leí una nota acerca de un grupo de teatro al que los obreros le habían cedido un espacio para llevar a cabo sus actividades...
Y digo yo, estas "pequeñeces tan grandes", estos gestos de comunidad solidaria y democrática...nadie las ve?
Acción social? Trabajo?
Las pelotas, los ministerios se pasan por el orto mismo a la clase trabajadora.