Editor: Mario Rabey

18 de junio de 2008

Grupo Sacerdotal Enrique Angelelli

¡¡A DESALAMBRAR QUE LA RIQUEZA ES DE TODOS!!

UNA MIRADA DESDE ABAJO

No queremos quedar atrapados en una antinomia simplista: o con “el campo” o con “el gobierno”. Queremos aportar una mirada desde otro lugar, queremos estar con los sectores populares, en especial, con los últimos, los excluidos, los que no cuentan.

A los que hace más de 90 días están cortando las rutas les decimos…

NO NOS PASEN POR ENCIMA!!

Porque no están los peones rurales en las rutas, ustedes son los dueños y los patrones…

Porque no cortan las rutas por hambre…sino porque quieren ganar más y más…

Porque ya han contaminado con soja hasta lo insoportable nuestra tierra, nuestra sangre…

Porque la tierra nos pertenece a todos…ustedes son solo administradores….

Porque el dólar alto que los enriquece lo sostenemos entre todos los argentinos…

Porque son cómplices, aliados, de las grandes empresas agro exportadoras…

Porque la Patria somos todos, no solo “el campo”…

Porque muchos de ustedes son golpistas, y les duele un gobierno peronista amigo de Chávez, Evo…

Porque les duele e irrita la política de Derechos Humanos impulsada por este gobierno…

Porque el poder de las multinacionales mediáticas y otros sectores oligárquicos, rápidamente se pusieron a favor de sus intereses, porque, a río revuelto, quieren ir por más, más poder, más privilegios, más riqueza concentrada …

Porque siempre se han beneficiado con créditos blandos, subsidios, gasoil barato…

Porque está en juego un modelo de país, de desarrollo, de distribución de la riqueza …

A los que tienen la responsabilidad de gobernar les decimos... GOBIERNEN!!

Buscando la soberanía y la diversidad alimentaria, por un plan integral de desarrollo agroprecuario, que atienda las asimetrías entre grandes y pequeños productores. Atendiendo el reclamo de una ley de arrendamientos rurales y una fuerte regulación de la actividad exportadora, a la manera de la otrora Junta Nacional de Granos y de su equivalente Junta Nacional de Carnes.

Que se tome realmente en cuenta a los peones rurales, a los miles de trabajadores del campo que apenas pudieron alzar la voz con sus reclamos centenarios de salario mínimo, vital y móvil (tan móviles como las retenciones), el blanqueo de sus ingresos, la limitación de las horas de
trabajo y condiciones dignas de vivienda, salud y educación y a los movimientos populares campesinos tales como el Mocase, el Mam y Poriajhu entre otros.

Reivindicamos la necesidad de un modelo económico, político, social y cultural soberano, equitativo, solidario, sustanciado con los valores de la paz y la justicia social. Un pilar fundamental de este modelo es la soberanía alimentaria, un sistema de producción que garantice la cantidad y la calidad de los alimentos que reciban equitativamente todos los argentinos, con independencia de las multinacionales, y que apunte a
resolver en primer lugar los problemas del hambre y la desnutrición y que, por supuesto, contribuya a paliar el hambre en el mundo.

Creemos absolutamente necesarias las “retenciones” aplicadas a la renta petrolera, minera y financiera, que sigue desangrando a nuestro país. Y que se ponga en marcha una auténtica reforma impositiva, no regresiva, dejando atrás el “iva”, que castiga por igual a empobrecidos y potentados.

Que se elabore una nueva ley de coparticipación federal, que impida el manejo indiscriminado y extorsivo de los fondos de las provincias

En definitiva, que el gobierno nacional se desempeñe como “gobierno”, con fuerza, agudeza y mesura.

A desalambrar, que la riqueza es de todos.

Grupo Sacerdotal Enrique Angelelli, Junio 2008

2 comentarios:

Natalia dijo...

Que bueno es sentir que hay otras voces que se escuchan parecidas a la propia.

Gracias.

Natalia

Mario Rabey dijo...

Hay muchas voces parecidas, Natalia, millones de voces.
Y en nuestra querida América Mestiza, decenas de millones.