Editor: Mario Rabey

9 de diciembre de 2010

La Fuente: Réquiem

Tomado del blog La Fuente

Creado y mantenido por Coco Romero. Que tiene también un importante sitio web.

Recomendamos especialmente visitarlos, recorrerlos, conocer a La Fuente y a la producción posterior de Coco.

Y escucharla.


Réquiem a la Civilización Incaica
Coco Romero y Uki Tolosa
Arreglos La Fuente

Hace algunos siglos de copiosas tormentas y tormentos, aquí en nuestra tierra de América nació y vivió un pueblo adorador de sol, la vida y las montañas de sustento. Abrazando y dibujando los mensajes de su suelo, dejando huellas que solo llegarían a interpretar generaciones venideras.

Volaba el Colibrí
al ritmo de los pájaros libres
y en el Alto Perú
el Indio acariciaba la tierra.

De Quito al Cuzco el Imperio del sol
brillaba con la luz de la pasión
llegando a ser la mágica expresión de la grandeza.

Vivieron entre sí por siglos de mañanas floridas
sin letras de aridez subiendo por el valle sagrado.

Y vino el Español y dijo:
esta es la civilización
de los hombres que piensan y saben lo que quieren.

El Inca creyó en este pseudo Dios navegante,
con sus palos de fuego
atemorizaba la inocencia
a golpes de astucia y ambición
cargando oro sangre y dolor
levantaron las redes
de un pueblo reverdecido.

Hombre civilizador, oye el gemido
que perdura vivo aún entre las ruinas.
hombre civilizador, transcurre el tiempo
y la historia no ha quitado las espinas.

En Cajamarca fue la cita de poder y colosos,
ningún guerrero allí,
sólo mujeres, niños y ancianos;
y los conquistadores prontos
con arcabuces para descargar
sobre el primer indicio
que desate su violencia.

El cura se acercó
al Inca que inmutable miraba
llamándolo a su fe
imponiendo reconocimiento,
libros sagrados le mostró
que no sabía por qué entender
y así las escrituras volaron por el aire.

La mecha se encendió
se oyó tronar cañones de furia,
caían de a diez
desesperados en su asombro,
el fuego devoraba todo
obras de siglos para levantar
mientras las piedras
absorbían toda la tristeza.

Volaba un águila blanca sobre un cielo enlutado y conquistado, era presencia viva de la ironía cruel que comenzaba a reinar en América del Sur
Primera presentación de La Fuente. Y quién iba a colaborar. El Expreso ...



Dice Coco Romero:


Recuerdo que en el verano del 79, en Mar del Plata estábamos con Uki y se nos acercan dos hombres de inconfundible civil, nos llaman a un costado del hall del teatro La Botonera, y nos dicen, que lo mejor sería no cantar esta canción, llego la función y la cantamos como todos los días del ciclo, del cuál éramos grupo soporte de Spinetta, Willy Quiroga y Alejandro Medina, el dia que toco Alejo llega la policía prenden las luces en medio del show y con la excusa que había menores de 18 en la sala, se clausura el teatro y el ciclo de aquel verano.



Hace unos 20 años, Andy me acerco esta reflexión.

Réquiem a la civilización Incaica

Al cantar y reflexionar sobre esta temática unos 20 años más tarde, surge una interesante perspectiva histórica que tiene que ver con la inserción de la temática indigenista en nuestro medio. Recuerdo muy bien, en mis épocas de estudiante la imagen estereotipada y paupérrima del pobre indígena con su taparrabo y lanza, y la indiscutida aceptación de los procesos de la conquista, colonización y “el progreso” que flotaba en el aire. Si bien la situación de las naciones indígenas hoy en día dista mucho de ser aceptable, creo que algo se ha avanzado. Seguramente el “réquiem” adolece de cierto idealismo, quizás como inicio del péndulo en el otro sentido que busca equilibrar un desequilibrio ya gestado. Pero sirve como elemento de reflexión y profundización. Sea como sea, quisiéramos que sirva de homenaje y como señal de buenos augurios para todas esas civilizaciones que tapizaron este continente y que sus descendientes puedan retomar sus identidades escondidas en las arenas del tiempo y el pillaje, para enriquecerse y enriquecer la vida de todos los que hollamos estos suelos.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Felicitaciones, muy interesante el post, espero que sigas actualizandolo!

Mario Rabey dijo...

El post está hecho a partir del blog de la fuente. Visítenlo, así como el sitio de Romero.