Editor: Mario Rabey

17 de junio de 2010

Martin Blaszko en el MALBA

ESCULTURAS PARA EL ESPACIO PÚBLICO
Martín Blaszko. Proyecciones urbanísticas
Del 2 de julio al 20 de septiembre de 2010
Inauguración: jueves 1 de julio a las 19:00
Malba – Fundación Costantini presenta una selección de 13 esculturas del artista Martín Blaszko (Berlín, 1920) –argentino por opción desde 1946-, realizadas en bronce y aluminio pintado. Emplazadas en la terraza del museo, las piezas proponen un recorrido por su vasta trayectoria, desde los años 40 hasta la actualidad.
Estas esculturas tienen la particularidad de haber sido concebidas para ser situadas en el espacio público. Fueron proyectadas para que dialoguen con la dinámica de la ciudad y sus habitantes, para que puedan ser recorridas y transitadas.
Desde sus inicios, Martín Blaszko centró su trabajo en temas vinculados a la proporción, el orden, la armonía y el lenguaje universal, búsquedas e intereses comunes al arte abstracto y concreto y a los orígenes del grupo argentino Madi.
Blaszko otorga particular interés a la función del artista en relación al desarrollo de las ciudades y los pueblos. En palabras del propio artista: “Siempre pensé la escultura para ser emplazada en el espacio público. Cuando dibujo ya estoy pensando en su relación en lo público.” Asimismo el artista elabora un nuevo concepto de monumentalidad, no basado en las dimensiones reales de la obra, sino en las relaciones proporcionales. “La monumentalidad de una escultura no es sólo una cuestión de altura. Es un asunto de organización interna de las formas y las sensaciones que el artista refleja en la escultura. (…) Por eso siempre busqué la monumentalidad cuya característica es justamente no la identificación de uno con uno, sino con otras leyes o expresar la ubicación de uno con el cosmos”, afirma el artista en una entrevista con María Teresa Constantín, publicada en Martín Blaszko. Una cita con sus semejantes (2000).
Biografía
Martín Blaszko nació en Berlín, Alemania, en 1920. Estudió en Polonia, en la ciudad de Lodz, con Jankel Adler y Enrique Barczinski pero, según el propio artista, su aprendizaje profundo se basa en la observación de las grandes obras de arte. En 1939, tras una corta estadía en París durante la cual conoció a Marc Chagall, viajó a la Argentina, en donde fijó su residencia. En 1945 tomó contacto con el artista uruguayo Carmelo Arden Quin y participó en el lanzamiento del grupo Madí en Buenos Aires. Este grupo lo vinculó con un carácter muy particular de la expresión plástica: el dominio y el control consciente de los medios artísticos y la ausencia de improntas individuales.
En 1946 participó con sus pinturas de la 3ª Exposición MADÍ en el Bohemien Club, Galerías Pacífico, en la ciudad de Buenos Aires, y en 1947 realizó sus primeras esculturas.
En 1949 participó del Segundo Salón Argentino de Arte No-Figurativo, Abstracto-Concreto-Madí-Madimensor en la Galería Van Riel en la ciudad de Buenos Aires.
En 1952 fue premiado por el Institute of Contemporary Art de Londres por su proyecto Monumento al prisionero político desconocido, exhibido en la Tate Gallery londinense. El mismo año integró la representación argentina para la Bienal de San Pablo, seleccionada por Julio E. Payró. En 1956 representó a la Argentina en la XXVIII Bienal de Venecia y, en 1958, en la Feria Internacional de Bruselas. Ese mismo año recibió la Medalla de Bronce otorgada por el Senado de la Nación y el año siguiente recibió el Primer Premio Salón de Mar del Plata.
En 1960 ganó el Premio Manuel Belgrano de la Ciudad de Buenos Aires. En 1973 recibió la Medalla de Oro del Parlamento Argentino. En 1986 ganó el Primer Premio en el Concurso Homenaje al Día Internacional de la Paz por una obra que fue instalada en el Parque Centenario de la ciudad de Buenos Aires.
En 1991 fue invitado por el Museo Hakone de Japón para crear una obra para la provincia de Utsugushi-Ga-Hara. Ésta es la única obra de Blaszko que ha sido emplazada en un espacio público.
En 1993 formó parte de la exposición Latin American Artists of the Twentieth Century, organizada por el Museum of Modern Art (MoMA) de Nueva York y expuesta luego en el Centre Georges Pompidou, París; Museo Ludwig, Colonia; Museo Reina Sofía, Madrid.
En 2001 realizó una exposición individual en el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires y ganó los primeros premios en el Salón de Córdoba y en el Salón de la Ciudad de La Plata, Buenos Aires.
En 2007 participó de la exposición Vasos comunicantes, Vanguardias latinoamericanas y Europa, 1900-1950, llevada a cabo en el Museo de Arte Contemporáneo Esteban Vicente, Castilla León, España.
Su obra forma parte de colecciones públicas y privadas en Argentina (Malba, MAMBA), Venezuela (Fundación Cisneros), Estados Unidos (Museo MADÍ, Dallas; Aldo Castillo Gallery, Chicago), Italia, Francia, Alemania, España, Suiza y Japón.
Actualmente vive en Buenos Aires, en donde continúa trabajando en pos de su pasión por la ciudad como fuente de emoción estética.

1 comentario:

Carla dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.