Editor: Mario Rabey

6 de noviembre de 2009

F-A Fuerte Apache - Mundo del revés - 2008


Nacer, crecer, vivir y morir en la periferia, en un ghetto de una ciudad moderna.
Relato en rap, poesía dura, "monobloquera".

Por una banda de cuatro músicos nacidos y criados en el propio Fuerte Apache, Buenos Aires.


Sitio oficial de F-A Fuerte Apache






El mundo del revés

Nací con mucho esfuerzo
de parte de mi mamá,
dicen que estuvo unos meses
internada en un hospital,

sufriendo en una cama,
con riesgo de abortar,
y con su vida en peligro
quiso que naciera igual.

Y me crié como un chico normal
de un barrio bajo,
me hacia falta la comida,
y a mis padres el trabajo.

Ser chiquito y estar solo,
sé lo que es eso.
Iba a la escuela,
sin abrigo,
congelándome los huesos.

Y asi me fui criando,
de a poquito me hice solo,
aprendí lo que es la calle
y a cuidarme de todo.

Entendi que nadie es bueno,
y aunque mucho quieran darte,
el que hoy te da la mano,
mañana puede matarte.

Y hay que cuidarse,
y a veces hasta frenar un poco,
porque aunque seas malo,
siempre va a haber uno más loco.

En mi mundo muchas cosas,
que pasan no se entienden,
y a puro encontronazo,
con la vida que se aprende,

Este es el mundo del revés,
donde yo vivo,
donde tu amigo,
mañana puede ser tu enemigo.
Donde a los chicos les falta qué comer,
y abrigo,
donde los buenos se mueren,
y los malos siguen vivos.

Es el mundo del revés,
donde yo vivo,
donde tu amigo,
mañana puede ser tu enemigo.
Donde a los chicos les falta qué comer,
y abrigo,
donde los buenos se mueren,
y los malos siguen vivos.

Y muy chico conoci
lo que es el dolor
de tener que llorar,
un amigo en un cajón.
En otro lado con 14,
son niños y se esconden,
en cambio en mi mundo
en la calle te hacés hombre.
Tenés tu fierro,
y pa' [para] fumar tu marihuana,
tenés tus minas,
y te pasás un tiempo en cana.

Por ahí tenes un hijo
al que darle de comer,
y está la policia,
que no te deja de joder.
También
seguro debes tener
un par de enemigos
pa' [para] llorar y recordar,
un par de amigos
que se fueron
a un mundo mejor.
Y te consuela saber
que ya no sufren el dolor
de vivir
entre la espada y la pared,
de tener q activar
pa' poderse mantener;
que la ruleta de la vida,
no les juega al reves,
y que salgan a ganar
y les toque perder.

Este es el mundo del revés,
donde yo vivo,
donde tu amigo
mañana puede ser tu enemigo.
Donde a los chicos les falta qué comer,
y abrigo,
donde los buenos se mueren,
y los malos siguen vivos.

Es el mundo del revés,
donde yo vivo,
donde tu amigo,
mañana puede ser tu enemigo.
Donde a los chicos les falta qué comer,
y abrigo,
donde los buenos se mueren,
y los malos siguen vivos.

Sobreveviendo en el mundo del revés,
fui aprendiendo que la vida
se va yendo,
a medida que vas creciendo.
Aprendí a valorar
los momentos como oro;
los recuerdos
que quedan
son tus únicos tesoros.

De las mujeres via [voy a] decir
algo que es obvio:
se encuentran otro novio
cuando están
en tu velorio.
Todas te quieren,
todas te admiran;
pero cuando te morís,
ensegida se olvidan.

Sobreviviendo en este mundo
nos criamos,
y nos marginan todos,
a nadie le importamos.
Sólo nos nombran
cuando mal actuamos,
cuando nos drogamos,
robamos o matamos.

Yo pienso,
deberían dar otra opciones.
Ya están llenos los penales
de malandras y ladrones.

En mi barrio
se tendrían que formar profesionales,
en lugar de que los chicos
se hagan criminales.

Este es el mundo del revés,
donde yo vivo,
donde tu amigo,
mañana puede ser tu enemigo.
Donde a los chicos les falta qué comer,
y abrigo,
donde los buenos se mueren,
y los malos siguen vivos.

Es el mundo del revés,
donde yo vivo,
donde tu amigo,
mañana puede ser tu enemigo.
Donde a los chicos les falta qué comer,
y abrigo,
donde los buenos se mueren,
y los malos siguen vivos.

Este es el mundo del revés donde yo vivo,
donde la policia en lugar de cuidarnos
nos inventa causas.
Donde los chicos no tienen infancia
y trabajan en la calle o roban
para comer y sobrevivir.
Donde los políticos nos quitan,
en lugar de ayudarnos.
Donde a nadie le importamos,
donde nos olvidaron.
Donde para jueces y fiscales
somos culpables hasta demostrar
lo contrario.
Pero después cuando nos hacemos como somos
se horrorizan
y nos matan en la calle como a ratas
o nos encierran de por vida.
Y despues ... después me hablan de igualdad de derechos...
¡Por favor, eh!