Editor: Mario Rabey

11 de julio de 2008

Las fobias a Cristina Kirchner

ALGUNOS CASOS GRAVES DE CRISTINOFOBIA

Por Daniel Chango Illanes

La cristinofobia (y en general la kirchnerofobia) se ha instalado vigorosamente en el discurso público y privado. Este artículo del sanjuanino Illanes -que no es kirchnerofóbico, y tampoco kirchnerofílico- presentaba ya hace más de un año un fresco de algunas actitudes características de este extraño síndrome



Me parece que tendríamos que indagar un poco sobre el tema de los diversos cristinófobos, tratando, por todos los medios, de no enredarnos en fobias anteriores que pueden ser tomadas como antecedente.

Hay gente de clase media y de sectores populares que no tiene nada que ver con el campo, ni tiene relación con las retenciones, pero que expresa una muy fuerte fobia a la presidenta, no tanto por su cargo, o por las medidas de gobierno, sino hacia su persona.

Les cuento algunos casos y lo transmito textualmente, tal como lo expresan:

1: Militante católica, dejó la Facultad hace algunos años, pero pertenece a la pastoral universitaria: "hay que echar a la puta guerrillera". Nunca había hablado así.

2: Empresario medio de la construcción y de empresas proveedoras de Barrick: "Esta mina no puede seguir más. Se tiene que ir".

3: Peón de taxi (ex remisse): "Nunca más hay que votar una mujer para presidenta".

4: Maestra jubilada: "Yo aporté toda la vida y no me aumentan la jubilación y usan mi plata para jubilar a gente que nunca trabajó y nunca hizo aportes".

5: Abogado reconocido que está concursando para un juzgado civil: "Esta mujer quiere instalar una lucha de clases entre negros de las clases populares y blancos de clase media".

6: Hay muchas personas que ponen como centro de su cristinofobia la indumentaria de la presidenta, los viajes, etc. Abarca todos los grupos sociales.

7: Otras dicen: "No sabe gobernar, la maneja el marido".

8: Otras: "Decide ella, pero decide mal porque es soberbia y resentida". Esto último lo escucho mucho en la clase media. O: "Decide él y ella provoca".

9: Hay un personaje que es periodista, hermano de un funcionario de la elite delarruísta, no es clase alta ni patricia, pero sí "gente distinguida", familia entre radical y Opus Dei. Dice no ser fóbico y no tener problema con la "chiruza de Tolosa".

Hay mucho más. Creo que sería bueno recopilar el espantoso humor cristinofóbico y todos los discursos cristinofóbicos, para conocer este fenómeno ideológico, en el sentido de falsa conciencia.
Creo que la cristinofobia merece ser estudiada. Eso puede ayudar a conocer mejor a una parte no pequeña de los argentinos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

En los medios -y discursos populares- se escucha y se ve "Cristina Kirchner" por Cristina Fernandez (de Kirchner, por ser su cónyuge)....
¿Será por ser machista, por desconocer su identidad personal, decir que la maneja su marido, o por alguna otra razón?
-Akira-

Jorge dijo...

No creo, Alcira. Es porque la Ley autoriza a la mujer a usar su apellido solo (en realidad, no es "su apellido": es el apellido del padre al cual puede agregar, si quiere, el de su madre), su apellido con el del marido, o el del marido solo.
En cambio, los varones no tenemos esa posibilidad de elegir. Solamente podemos usar el apellido de nuestro padre (y eventualmente agregarle el de nuestra madre)