Editor: Mario Rabey

23 de noviembre de 2008

Mirta Cancela y sus hijos

En esta entrada, quiero recordar y rendir homenaje a una querida compañera del Colegio secundario. MR

Marcos Lino Moscato Cancela había nacido el 18 de diciembre de 1967 en la ciudad de La Plata. Era hijo del primer matrimonio de Mirta Noemí Cancela (foto, a la derecha) con Rosario Moscato. Mirta, cuyos compañeros la apodaban “Mecha” y “la Petisa”, militaba en el Movimiento de Inquilinos Peronistas (MIP). Luego de separarse de Rosario formó pareja con José “el Negro” Orlando –con quien comenzó a militar en el PRT-ERP– y de esta unión, el 7 de junio de 1975, nació Paula Orlando Cancela. José no pudo conocer a su hija ya que fue asesinado el 4 de abril de ese mismo año en la vía pública en Avellaneda. En ese momento, Marcos (en la foto, abajo) se encontraba al cuidado de una pareja de compañeros de la madre que también fueron asesinados. El niño fue dejado por otros compañeros en la casa de la abuela paterna de Paula. Marcos fue criado por una familia que nunca le ocultó su historia ni su identidad. Entre el 14 y el 15 de junio del 75 Mirta fue secuestrada y la pequeña Paula, de pocos días, quedó al cuidado de su abuela paterna, quien se lo dio a una pareja amiga de José, Guillermo Alessandrini y su esposa Marta, quienes a su vez la adoptaron de buena fe y la criaron junto a sus otros hijos. Paula también creció conociendo su historia y en contacto permanente con su abuela paterna. Tanto este matrimonio, como el de los compañeros que criaron a Marcos, no habían podido ubicar a los familiares de Mirta. Mientras tanto, la abuela materna, que desconocía el destino de sus nietos, había radicado la denuncia ante Abuelas de Plaza de Mayo. En 1986 Marcos y Paula fueron localizados y se reencontraron con su familia materna.

Abuelas de Plaza de Mayo, 2007. La Historia de Abuelas: 30 años de búsqueda. p.66

http://www.abuelas.org.ar/material/documentos/abuelas30.pdf

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Mario
Te escribimos los Vecinos de San Cristóbal contra la Impunidad, Mirta fue secuestrada en nuestro barrio, nosotros editamos un libro con la historia de vida de los cros. detenidos- desaparecidos y/o asesinados en nuestro barrio, asimismo integramos la Coordinadora de Barrios por Memoria y Justicia, estamos colocando baldosas por donde transitaron, estudiaron, etc........ tenemos pensado próximamente colocar la baldosa en memoria de Mirta y estamos armando la 2da. edición de los libros (el nuestro y el de la coordinadora).
Bueno ahora va el motivo de nuestro mail, buscando una foto de Mirta llegamos a tu blog y queremos preguntarte si queres aportar algun dato.
Te saludamos e invitamos a visitar nuestro blog
www.vecinosancristobalcontralaimpunidad.blogspot.com
vecinosancristobal@yahoo.com.ar

Mario Rabey dijo...

Mirta Noemí Cancela
Desaparición forzada 14/06/75
Av. San Juan y Rincón
San Cristóbal - Capital Federal
Estudiante
Legajo de la CONADEP 2572

El árbol que la recuerda lo plantamos en
Av. San Juan 2225

Mario Rabey dijo...

La mención acerca del árbol plantado en memoria de Mirta la tomo del excelente sitio de vecinos de San Cristóbal contra la impunidad: http://www.vecinosancristobalcontralaimpunidad.blogspot.com

Agradezco a los Vecinos de San Cristóbal por traterme este recuerdo de mi querida y recordada compañera de Colegio, y los felicito por su fuerte y bella tarea de construir memoria.

Anónimo dijo...

Hola Mario,tal vez te resulte extraño tal vez no,soy Paula la hija de Mirta y de vez en cuando suelo poner su nombre en internet como si en google fuera a aparecer algo nuevo,algo más que saber de ella y me encontré con tu blog.Lei lo que escribiste y da la sensacion por como haces mencion al querer rendir homenaje a una queridísima amiga que la conocías bastante,tal vez tengas cosas para contarme,tal vez tengas más fotos de ella.Te paso mi mail por si querés ponerte en contacto conmigo y gracias por tenerla presente.
paualessandrini@hotmail.com

Anónimo dijo...

Hola Mario, soy Alicia, la hermana de Mirta, así como Paula, también buscando entradas por el nombre, encontré tu blog, nos conocimos en la época en que estudiabas con ella, alguna vez te recuerdo en casa, mi madre también se recuerda de tí, y reafirma el hecho de que la querias mucho. Veo fotos tuyas y salvando el tiempo y el recuerdo estás igual. Coincido con Paula en agradecer esta mención para mantener vivo el pasado reciente tan cruel y que tanto dolor,
desmembramiento familiar y social ha producido. Mi madre tuvo la oportunidad de estar presente en la colocación de la baldosa recordatoria, fué en parte una forma de dar sepultura al cuerpo nunca recuperado de Mirta. Hago extensible el agradecimiento a los Vecinos de San Cristobal contra la Impunidad y la edición del libro que obra yá en nuestro poder. Gracias.